Mancuernas ajustables

Mancuernas ajustables Bowflex

Si hay un elemento por el que se suele empezar a la hora de montar un gimnasio doméstico, ese es un par de mancuernas. Los modelos clásicos de mancuerna consisten, básicamente, en una barra corta que carga un peso igual en cada extremo y se maneja con una sola mano.

Se trata de un instrumento ampliamente usado para trabajar la musculación de forma muy específica, pero cada ejercicio y cada grupo muscular requieren una carga diferente. Comprar varios pares de mancuernas de diferentes pesos, e ir cambiando de unas a otras según las vayamos necesitando, resulta muy poco práctico. Además, supone un gasto considerable y un montón de espacio ocupado únicamente con mancuernas.

La solución más lógica al problema son las mancuernas ajustables, a las que podemos añadir y quitar peso dentro de un rango que varía de unos modelos a otros. También son variables los sistemas que emplea el accesorio para ese cambio de pesos, y van desde los tradicionales discos hasta el cómodo mecanismo de las pesas tipo Bowflex.

La posibilidad de ajustar la carga hace de este accesorio un elemento versátil y muy útil para reforzar la musculatura, pero como siempre, debes valorar el uso que pretendes darle antes de decidir un modelo. Los de más calidad pueden suponer un gasto elevado.

COMPARATIVA

Análisis de las mejores mancuernas ajustables del mercado

Hemos seleccionado cinco modelos de balón medicinal con diferentes pesos, tamaños, materiales y características de agarre. Todos ellos cuentan con valoraciones abiertamente favorables en Amazon.

Mancuernas Bowflex

Bowflex

Calidad y prestaciones fuera de duda por un precio alto.

Las Bowflex son, seguramente, las mancuernas ajustables más apreciadas y mejor valoradas, y su sistema de cambio de pesos es una de las principales razones. Simplemente ha de girarse la rueda del extremo del aparato para seleccionar la carga que se necesite, y después levantar las pesas de su soporte.

El rango de peso del modelo SelectTech 1090i va de los 4 a los 41 kilos, y se puede incrementar en intervalos de 2, lo que las hace válidas tanto para entrenamientos de tonificación como para trabajos severos de fuerza. Sus características permiten cubrir prácticamente cualquier ejercicio y exigencia, y su cuidada estética y diseño compacto (con un recubrimiento que suaviza el contacto con el suelo) son otra ventaja añadida.

Pero, por supuesto, tantas virtudes hay que pagarlas. El precio del aparato es elevado, pues no corresponde a un juego de mancuernas, sino a una sola unidad. Si es lo que buscas y te puedes permitir ese gasto, las opiniones de los usuarios parecen confirmar que no vas a tener ninguna queja del accesorio. Una vez que te acostumbres, eso sí, a manejar su considerable tamaño.

Juego de mancuernas Sportstech

Sportstech

Sencillas, bien acabadas y con un coste razonable.

Las mancuernas ajustables de Sportstech AH300 sí se venden como juego de dos elementos. Teniendo eso en cuenta, su precio supone una pequeña fracción de la cantidad que necesitas para comprar el modelo anterior, y, sin embargo, la valoración de los usuarios son claramente positivas.

Como es lógico, el sistema de cambio de pesos resulta más laborioso al tratarse de los tradicionales discos que hay que poner y quitar. Su rango de carga es también más limitado: el peso de los discos es de 2,5 y 1,25 kilos, y es posible elegir un peso total de 20 (10 por mancuerna) o de 30 (un máximo de 15 por mancuerna).

El accesorio tiene buen acabado y empuñaduras antideslizantes, y los discos cuentan con una cubierta de silicona. Además incluye un sistema para convertir las mancuernas en una única barra de peso, lo que abre nuevas opciones en tu entrenamiento.

Se trata, en suma, de una alternativa muy interesante si no necesitas manejar mucho peso y tampoco quieres gastarte medio sueldo en tus mancuernas ajustables.

Beneficios de las mancuernas ajustables y músculos trabajados con ellas

Las grandes ventajas de las mancuernas ajustables son la comodidad y el ahorro de espacio y de dinero, al disponer en un solo accesorio de distintas opciones de peso. Pero desde el punto de vista del rendimiento, su utilidad es la de las mancuernas tradicionales: un elemento para el trabajo de fuerza que permite que nos centremos en la zona que nos interese.

Los músculos del antebrazo van a trabajar mucho en cualquier caso, pero los ejercicios con mancuernas permiten exigir intensamente a bíceps, tríceps, pectorales, hombros, dorsal ancho y trapecios. También es posible involucrar a glúteos, cuádriceps, gemelos y sóleos, con lo que la mayoría de grandes grupos musculares pueden ser trabajados. No es casualidad que este haya sido durante décadas el instrumento de musculación más popular.

Algunos modelos de mancuernas ajustables incorporan la opción de unirlas con una barra, lo que añade posibilidades al entrenamiento.

https://youtu.be/F8L_naZ6aUE

Cómo debes escoger tus mancuernas ajustables

Rango de peso

Hay modelos que soportan un peso máximo en torno a los 20 kilos, y otros que admiten hasta 40, o incluso más. Intenta pensar en tus objetivos a medio y largo plazo para valorar la carga máxima que te hará falta. Confirma también que los incrementos mínimos de peso que permiten las mancuernas son lo suficientemente suaves para lo que necesitas.

Tamaño

Las medidas de las mancuernas quizá no sean un aspecto tan llamativo como su estética o su sistema de ajuste, pero se trata de algo que vas a notar cada segundo que tengas las pesas en las manos. Las Bowflex, por ejemplo, tienen unas dimensiones considerables que no varían sea cual sea su carga, y no resultan igual de cómodas a todo el mundo. Asegúrate de que el tamaño del modelo escogido te resultará manejable.

Sistema de ajuste de peso

El sistema más tradicional requiere poner y quitar discos de las barras cada vez que queremos variar el peso. Pero el mecanismo de las Bowflex es un poco más sofisticado: solo hace falta marcar el peso en el selector del extremo de la mancuerna, y el aparato se encarga de lo demás. Es muy rápido, muy cómodo y muy práctico, pero no olvides hacerte de nuevo la pregunta clave: ¿lo necesitas?

Precio

Solo queremos insistir en lo que ya hemos apuntado: no te dejes deslumbrar por el aspecto ni por las buenas críticas de personas que, quizá, trabajan a una intensidad diferente a la tuya. Hay modelos muy completos con un elevado precio, pero no es útil lo que no se usa. Mide bien tus necesidades y tu margen de mejora, y trata de ajustar tu compra a esos criterios. Siempre, por supuesto, asegurándote de que se trata de un accesorio durable, sólido y fiable.